Gazpacho, un disparo sabor verano

¡Bienvenido sea el verano!
Una de las mejores maneras para mantenerse hidratado y nutrido en esta estación del año es un buen gazpacho. Y es un gran momento también para abrir la mente e incorporar nuevas mezclas, distintas al gazpacho tradicional andaluz, con su tomate, pepino, ajo, pimiento verde, pan, sal, vinagre y aceite, demos un giro y vamos a crear estas alternativas de gran sabor.

Gazpacho tradicional

Ingredientes para seis personas: 1 k de jitomate, 1 pimiento verde italiano, 1 pepino, 2 dientes de ajo, 250 ml de aceite de oliva virgen extra, pan de hogaza duro, 250 ml de agua fría (de la nevera), 5 g de sal y 50 ml de vinagre de Jerez.

Elaboración: Troceamos todos los ingredientes. Añadimos el aceite, el agua y el vinagre y trituramos. Pasamos el gazpacho resultante por un colador fino, apretando con un cucharón para que quede una crema sin pieles ni semillas y lo metemos en la nevera un par de horas para que enfríe bien antes de servir.

Gazpacho de sandía

Es perfecto para los que no son especialmente amigos del gazpacho, pues es suave y la sandía le aporta un ligerísimo toque dulce sin llegar a cambiar la esencia del tradicional.

Ingredientes para cuatro personas: 250 g de sandía (pelada y sin semillas), 250 g de tomate maduro, 1 pimiento verde italiano, 1 diente de ajo, 100 g de pan duro, agua, sal, 15 ml de vinagre de Módena (vinagre balsámico) y 30 ml de aceite de oliva virgen extra.

Elaboración: Troceamos el pan y lo hidratamos en un en un cuenco con agua fría durante 10 minutos. Mientras tanto lavamos los tomates y retiramos la parte dura. Lavamos el pimiento y retiramos la cabeza y las semillas. Cortamos ambos en trozos regulares. Pelamos el diente de ajo. Lo introducimos en el vaso de una batidora junto con el tomate, el pimiento, el pan bien escurrido, la sandía y el vinagre. Trituramos, probamos el punto y sazonamos al gusto. Agregamos el aceite de oliva virgen extra y trituramos de nuevo, esta vez a máxima potencia durante unos cinco minutos. Este paso es importante pues queremos que el aceite emulsione con la mezcla ya triturada y le otorgue una textura cremosa. Comprobamos el espesor y la textura. Si lo queremos más líquido, agregamos agua al gusto. Si tiene restos de pieles, lo pasamos por un colador fino. Cuando esté a nuestro gusto, introducimos el gazpacho en la nevera y dejamos que se enfríe bien antes de servirlo.

Gazpacho de melón

Esta variedad sorprende por su sabor, también se le considera como sopa fría. Es dulzón, lleno de contrastes y muy refrescante. Podemos servirlo como entrada o como aperitivo.

Ingredientes para dos personas: 375 g de melón, 1 diente de ajo, 50 g de cebollín, 30 g de pimiento verde italiano, 50 g de pepino, 50 g de pan de caja (media rebanada aproximadamente), 30 ml de aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta blanca molida.

Elaboración: Pelamos el diente de ajo, se puede usar solo la mitad y probar el resultado antes de añadir el diente de ajo entero. El equilibrio de sabores en este gazpacho es muy importante. Se corta el cebollín en cuartos. Lavamos el pimiento y cortamos en trozos grandes. Pelamos el pepino y retiramos las semillas. Mismo caso para el melón, cortamos en trozos grandes y también el pan de caja. Introducimos todos los ingredientes en el vaso de una batidora, salpimentamos y trituramos. Añadimos el aceite de oliva virgen extra y trituramos durante un par de minutos a máxima potencia para emulsionar. Servimos bien frío y acompañado de unos rollitos de jamón, queso azul o feta.

¡Disfrútalos!

 

1 comentario en “Gazpacho, un disparo sabor verano

  1. era fanática de este platillo, pero en 2013 paré en el hospital porque me hizo mucho daño un gazpacho de una plaza de Cancún, es tiempo que aún no puedo volver a probarlo! así sea del mejor restaurante!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *